CONDENADO A CINCO AÑOS DE CÁRCEL POR DELITO AMBIENTAL

Si bien es cierto el Sentenciado tiene la oportunidad de apelar dicha sentencia, se conoció extraoficialmente que habría solicitado al Tribunal que se le aplique el sistema de “ayuda comunitaria” para reemplazar la sentencia de cárcel, lo que al momento estaría siendo estudiado por el Tribunal que lo sentenció.

Una audiencia de juzgamiento relativamente rápida fue la que atendió el Tribunal Único de Garantías Penales de Loja, para resolver condenar a cinco años de cárcel a Enrique Reimondi Lopú Castro, que fue encontrado culpable del delito de actividad ilícita de recursos mineros establecido en el inciso primero del Art. 260 del Código Orgánico Integral Penal, COIP.
Esta audiencia se dio el lunes 8 de abril anterior atendiendo la denuncia presentada y sustentada por la fiscal Lucía Sangurima Erráez, ya que cómo se recordará, el denunciante inicial Marco Pineda, desistió de la misma luego de llegar a un “arreglo” extrajudicial con el Demandado pretendiendo de esta manera burlarse de la justicia, lo que finalmente no fue permitido por la firme Fiscal que siguió de oficio la denuncia que hoy ha terminado con la sentencia del imputado Lopú Castro.
Si bien es cierto el Sentenciado tiene la oportunidad de apelar dicha sentencia, se conoció extraoficialmente que habría solicitado al Tribunal que se le aplique el sistema de “ayuda comunitaria” para reemplazar la sentencia de cárcel, lo que al momento estaría siendo estudiado por el Tribunal que lo sentenció.
Sin embargo, para que una persona sentenciada a cárcel pueda acceder a este beneficio de ley, es imprescindible que haya demostrado durante toda su vida una conducta intachable, es decir, que no tenga otros problemas o líos judiciales en proceso, lo que no ocurre en caso de Lopú Castro, está llamado a juicio por ESTAFA en otro tribunal de la provincia de El Oro, audiencia que se llevará a efecto en el próximo mes de mayo del 2019.
La ambición y avaricia en casos como el presente, hacen que las personas pierdan el norte de sus actuaciones; Lopú Castro ha sido sentenciado por realizar trabajos mineros en la concesión conocida como “Chapadero G” ubicado en el cantón Paute de la provincia Loja, en donde no tiene el permiso de Medio Ambiente. Además, en esta misma concesión, había perjudicado a quienes eran sus tres socios a los que prácticamente dejó en la calle por sus pretensiones personales y hoy tiene que responder ante la justicia.
Este es un tema que todavía no ha terminado por cuento Enrique Raimondi Lopú Castro sigue en libertad y habrá que esperar que dispone el Tribunal que lo condenó a cinco años de prisión. (I)
LV

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password