Lo primero qué hacer: PREFECTURA DEBE SER EXORCIZADA

El Prefecto electo, Clemente Bravo, debe estar muy atento a lo que estamos diciendo porque muy pocas veces nos hemos equivocado y él lo sabe. Nadie puede desconocer la buena gestión y trabajo del Prefecto en Santa Rosa, y lo que buscamos es que ese trabajo se refleje esta vez en la provincia de El Oro, lo que en verdad constituye un desafío porque no es lo mismo manejar un presupuesto de 10 millones de dólares anuales o menos, que ponerse al frente de la quinta prefectura a nivel nacional.

Es tanta la mala vibra que se siente en el interior del edificio de la Prefectura de El Oro, que en estos últimos cuatro años estuvo plagada de santeros, curanderos, brujas, sátiros y otros diablitos menores, que la primera tarea que deberá hacer la nueva administración, antes siquiera de tomar el despacho, es el de reunir a un grupo de sacerdotes expertos en exorcismos, para que piso por piso, oficina por oficina, realicen el ritual de exorcismo y puedan liberar a esa construcción de los malos espíritus que la tienen poseída.
Alguno de nuestros lectores puede creer que nos estamos burlando, pero no es verdad, el tema de las malas energías es algo real y místico, y eso es lo que desde un principio influyó en el fracaso de la administración de Quirola, que empezó llenando los puestos con guayaquileños incapaces cuyo único mérito era ser amigos del Prefecto; lo mismo que los cubanos que lo único que hacían era fumar tabaco y realizar rituales espirituales para dizque garantizar una buena administración de la cosa pública.
El Prefecto electo, Clemente Bravo, debe estar muy atento a lo que estamos diciendo porque muy pocas veces nos hemos equivocado y él lo sabe. Nadie puede desconocer la buena gestión y trabajo del Prefecto en Santa Rosa, y lo que buscamos es que ese trabajo se refleje esta vez en la provincia de El Oro, lo que en verdad constituye un desafío porque no es lo mismo manejar un presupuesto de 10 millones de dólares anuales o menos, que ponerse al frente de la quinta prefectura a nivel nacional.
Si Quirola fue criticado y al final lo llevaron al fracaso esos funcionarios afuereños que en nada aportaron a Machala y a El Oro, lo saludable es priorizar a los orenses para ocupar las plazas que están disponibles y, si es que existe otro ecuatoriano con mayor capacidad, encantado que venga a contribuir con nosotros. Pero esa debe ser una eventualidad y no la regla.
La presencia de Clemente, el prefecto diferente, ha marcado una ilusión y expectativa en la ciudadanía.
Por fin se ha roto el yugo de un modelo social cristiano de administración, entre estos actores han manejado la Prefectura por cinco años. Hoy viene otro administrador con otro equipo de trabajo.
Señor Prefecto, no tenga miedo en hacer los cambios que Ud., crea convenientes porque el pueblo lo apoyará en todo lo que emprenda.
Nosotros, al igual que en el caso del Alcalde de Machala y el resto de autoridades seccionales de toda la provincia, estaremos siempre dispuestos a apoyar en lo bueno.
Pero sepan: que nunca nos temblará la mano ni la voz, para decirle públicamente las veces que estén equivocando el camino.
No seremos ni jueces ni fiscales, simplemente la voz molesta que susurre por sobre encima de su hombro, aunque Ud., no lo quiera.

(O) mp

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password