Vicepresidente Jorge Glas, ante Asamblea, pidió auditoría y niega haber recibido plata

“Estoy aquí dando la cara, no me voy a ir a Panamá, a Miami, o a Perú”, dijo entre otras frases durante su comparecencia voluntaria ante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional el vicepresidente Jorge Glas, quien agregó que “nadie le ha dado plata a Jorge Glas, y si lo hubiesen hecho estarían presos”. Habló, en una especie de informe de actividades, durante 2 horas y 42 minutos.

Entre los aplausos, carteles y vivas de las barras simpatizantes y los cuestionamientos de la asambleísta María José Carrión a las pancartas de los legisladores de oposición, se desarrolló el informe.

Repitió una frase ya expresada por el anterior gobierno sobre que hay un golpe blando, que primero estuvo dirigido a la presidencia de Rafael Correa, ahora con Lenín Moreno y luego contra él.

Inició su intervención a las 10:17 y posterior a una introducción en la que enfatizó que vivía de su sueldo, y que le auditen sus cuentas de toda la vida, que sus manos están limpias y que cualquiera que se tome su nombre debe responder ante la justicia; Glas instó a que se investigue también a todos, desde hace 40 años.

“Que se investigue toda mi vida, 40 años atrás y 40 años adelante, toda mi vida quiero ser auditado”, dijo.

De acuerdo a la metodología adoptada para la sesión, que se leyó previo a que Glas comience su alocución, un asambleísta de cada bancada podría preguntar al vicepresidente.

Quienes realizarpn las preguntas fueron Marcela Aguiñaga (AP); Homero Castanier (CREO-SUMA); Encarnación Duchi (PK); Daniel Mendoza (AP) y Cristina Reyes (PSC), por cada bloque.

Durante la exposición de Glas, en dos ocasiones se produjeron incidentes con los asambleístas de oposición presentes.

Uno de incidentes registrados fue un altercado que provocó la salida del asambleísta Fernando Callejas (CREO-SUMA), indicando que no podía soportar “esa farsa”; la asambleísta de la misma bancada Jeannine Cruz levantó un cartel en el que se leía: Cuánto te ofreció Marcelo Odebrecht (dueño de la constructora brasileña), y la legisladora de la alianza abandonó el lugar porque indicó que se trataba de un show la comparecencia de Glas.

Otro momento fue cuando la escolta legislativa sacó de las barras a una persona que interrumpió la sesión. También, antes del inicio de la sesión, se produjo una protesta por falta de sillas para los asambleístas.

Indicó que le pueden hacer seguimiento a sus ingresos de toda la vida porque sus bienes son públicos. “Vivo de mi salario y del de mi esposa”, enfatizó.

0 Comments

Leave a Comment

CAPTCHA *

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password