Tres indígenas hablan de los avances y los pendientes de los derechos de sus pueblos.

Desde hace 10 años, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció el 9 de agosto como el Día de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas con el objetivo de recordar que en la actualidad hay  cerca de 5.000 pueblos que hablan 7.000 lenguas y están localizados en 90 países.

“Los pueblos indígenas han heredado y practican culturas y formas únicas de relacionarse con la gente y el ambiente.

Retienen, además, rasgos sociales, culturales, económicos y políticos que son distintos de los predominantes en las sociedades en las que viven”, señaló la ONU en su comunicado oficial a propósito de la comemoración. En Ecuador, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), la población indígena bordea el 7%, aunque el movimiento indígena y otros actores señalan que llegaría al 30% o 40%.

Datos del Instituto de Idiomas, Ciencias y Saberes Ancestrales señalan que en el país existen 14 nacionalidades indígenas y más de 38 pueblos. La Constitución reconoce al país como un Estado intercultural y multiétnico.

También habla del principio del Sumak Kawsay que proyecta la construcción de relaciones sociales en armonía con la naturaleza y la aprobación de leyes con enfoque intercultural. (I)

———————————————————————————–

Perfil / Inti Condo, desarrollador tecnológico “Tecnología usada para recuperar los saberes ancestrales”

Foto: cortesía / El Telégrafo

Desde niño sabía que quería ayudar a su comunidad. ¿Cómo? Convirtiéndose en un desarrollador de tecnología que materialice las herramientas necesarias para el acceso y la igualdad de este tipo de conocimiento en las poblaciones indígenas. Es Inti Condo, su nombre significa sol en  kichwa, su lengua natal.

Él nació en  territorio puruhá, Chimborazo. El joven radicado en Noruega obtuvo una beca de excelencia académica a través del área de Diversidad Étnica de la Universidad San Francisco de Quito y desde 2011 inició sus primeras investigaciones independientes. Runa Tech, Cyber Cuy, Quichua Gamer son algunas de sus creaciones.

Todas tienen palabras kichwas. Sus nombres son una forma de demostrar que detrás de un indígena existe una capacidad para desarrollar ideas científicas e innovadoras. Para Condo, la relación de los pueblos indígenas con la tecnología es muy lejana por la pobreza y la discriminación que aún viven. Asegura que el acceso a la educación superior es bajo  y que no hay profesionales que enseñen en las lenguas nativas.

El desarrollador enfatiza que los indígenas siempre tuvieron tecnología propia y desarrollada antes de la invasión española. Prueba de ello son los sistemas astronómicos, hidráulicos y de arquitectura. Actualmente trabaja en la investigación de un brazo electrónico de precisión. (I)

—————————————————————————————Perfil  / Diana Atamaint, docente universitaria “Los indígenas debemos estar en la toma de decisiones”

Fotos: Carina Acosta / El Telégrafo

Shiram Diana Atamaint es shuar. Nació en Sucúa, en  Morona Santiago. Sus padres fueron los promotores de las escuelas radiales en su pueblo. Las reuniones que mantenían sus progenitores con los líderes de las comunidades para tratar temas como el acceso a la educación le llamó la atención desde niña.

Recuerda que en ese entonces espiaba por una ventana. Su condición de niña y mujer no le permitía acceder a esos espacios, pues la toma de decisiones era cosa de hombres.   Diana decidió cambiar la historia.

Al concluir el colegio salió de su territorio natal para estudiar ingeniería comercial en la Universidad de Cuenca. A los 26 años asumió la conducción técnica del Proyecto de Desarrollo de los Pueblos Indígenas de Ecuador, impulsado por el Banco Mundial. Su paso por estas funciones le permitió atender las necesidades de las poblaciones rurales, y en una de sus conferencias dadas a las mujeres shuar, le propusieron dedicarse a la política. Así, en 2007 se unió a Pachakutik y llegó a ser diputada y luego asambleista.

Diana también sostiene que los indígenas ecuatorianos no están en igualdad de condiciones con los demás ciudadanos. Eso le motiva a seguir en las filas de su organización política. Asegura que es fundamental que los indígenas estén en la toma de decisiones para incidir en sus derechos. (I)

—————————————————————————————– Perfil  / Nanki Saant, emprendedor “Emprender para dar valor a nuestro trabajo artesanal”

No recuerda con precisión a qué edad aprendió a hacer artesanías.

Su madre le enseñó a escoger las semillas y realizar un control de calidad de todos los insumos. Cada vez que en su natal Macas se realizaba una feria, Nanki Saant junto a su madre salían a vender sus creaciones hechas a base de plumas caídas de tucanes y semillas recolectadas.

Durante las jornadas comerciales se dio cuenta de que los turistas pagaban muy poco por un trabajo que les tardaba un día. “Lloraba y le decía a mi mamá que los precios no son justos”, cuenta el creador de la marca Secha Jewelry, un proyecto que conjuga la elaboración de joyas, el comercio justo y la interculturalidad. La idea surgió en 2014, durante la clase de joyería en la universidad.

El joven shuar de 27 años sostiene que el concepto que maneja la empresa es la combinación de técnicas de joyería moderna con significados de la estética propia de las nacionalidades y pueblos ecuatorianos.

El proyecto de Saant fue reconocido por la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), pues está calificada como una empresa de comercio justo, en donde laboran mujeres shuar en estado de vulnerabilidad. En la actualidad ofrece cursos para que la ciudadanía aprenda técnicas de  joyería  en su taller, ubicado en el Centro Histórico. (I)

Fuente: El Telégrafo

 

0 Comments

Leave a Comment

CAPTCHA *

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password