¿Por qué conformarnos?

Indudablemente, el colorido de las aceras le da un ambiente muy agradable, es muy bonito a la vista, anima mucho cuando uno llega y mejora la calidad de vida de los que trabajan y transitan por aquella zona.

Con el pasar del tiempo y su uso, comienzan a despegarse, quebrarse y por su textura, en cuyos intersticios campea la inmundicia de restos y sobras imposibles de limpiar, y cuya superficie invariablemente sucia retiene las manchas, sin que haya agua, jabón, manguera ni instrumento alguno capaz de retirar lo negro, grasoso y repugnante que los cubre?; a cada paso hay que reponer los que hubo que quitar para alzar la tapa de la alcantarilla, para meter el alambre que quedó suelto, para remplazar los que se rompieron o salieron por su propio peso –por su falta de peso, mejor?-; hay aceras en las cuales se puso, para cubrir el gran hueco que dejaron las piezas de porcelana quebrados y sueltos, una larga mancha de cemento coloreado que, grotescamente, trata de parecerse al color de la porcelana colocada u otro de un color parecido de acuerdo al diseño implantado o dejan el hueco sin tapar.

¿A quién atribuir la feroz equivocación?; ¿qué profesional se ideó y permitió que se coloquen esos trabajos tan feos y deleznablemente?

Todo peatón fijo o circunstancial, todo turista tiene que andar mirando la acera para no tropezar y caer, con el cuello envarado de tanto inclinarse hacia delante, sin poder admirar el paisaje ni el cielo, ni gozar de los hermosos muros blancos de las iglesias, edificios y portales recuperados.

La solución para este tipo regeneración es mandar a elaborar esta misma pieza de porcelana con las mismas características, colores y medidas a la empresa que les abasteció para todas las regeneraciones; envíen a elaborar dichas piezas porque si lo hacen, pero su costo es mayor, hablo con propiedad y no hacer parches o invitar artistas para realizar murales de piso ya sean en pinturas, en cerámicas o en concreto de colores. En cambio, si se realizan regeneraciones en los barrios, coloquemos en las aceras, concreto de color, le damos un ambiente muy agradable, es muy bonito a la vista, posee indicios menores de reflexión solar, requiere menos inversión en mantenimiento y permite lograr acabados con diferentes formas, diseños y texturas. Aceras de colores otra forma de caminar en la ciudad, permite dar identidad y ofrecer perspectivas al urbanismo en espacios públicos de calidad.

0 Comments

Leave a Comment

CAPTCHA *

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password