No solo Rafael Correa viajó en aviones presidenciales

Autoridades, funcionarios e invitados fueron parte de las comitivas que utilizaron los aviones presidenciales –el Legacy 600 y el Dassault Falcon 7X– con distintos fines. En unos casos acompañaron al entonces jefe de Estado Rafael Correa; mientras que en otros viajaron con misiones específicas.

Este Diario revisó los decretos ejecutivos e informes ministeriales sobre esos viajes. Según estos, Correa viajó con grupos de más de diez personas –entre funcionarios e invitados– en 42 de los 108 viajes que hizo como mandatario en las aeronaves presidenciales.

Los decretos emitidos por Correa permiten conocer qué viajes tuvieron las comitivas más numerosas: los gabinetes binacionales con Colombia y Perú, y las citas presidenciales y gabinetes con Venezuela.

En noviembre de 2013 se desplazó a Ipiales (Colombia), para la inauguración del nuevo puente internacional de Rumichaca y el encuentro de ministros. La comitiva llegó a 58 funcionarios e invitados.

En dos gabinetes binacionales en Perú, en 2012 y 2013, tuvo 56 y 51 acompañantes.

A Santa Cruz (Bolivia), para la Cumbre del G77+China, se trasladaron 41 personas.

Los viajes a otros continentes también tuvieron nutridas comitivas. En 2015, en una visita a Bélgica e Italia, por la Cumbre Celac-UE y la Feria de Milán, el grupo fue de 41. En enero de ese año, Correa viajó a China con 29 acompañantes.

Para las exequias de Hugo Chávez viajó a Caracas con 26 personas; a una gira académica en España e Italia, con 22.

Como los aviones presidenciales pueden llevar hasta 14 pasajeros, muchos se desplazaron en líneas comerciales o vuelos chárter de la estatal Tame.

Hubo traslados, según los decretos, con varios destinos.

En enero de 2017, Correa fue a Punta Cana (República Dominicana), para la cumbre de la Celac-UE. Desde allí inició una gira por Génova, Milán, Barcelona, Murcia, Valencia y Madrid. Fue el viaje con el mayor número de destinos visitados y duró siete días. Lo realizó cuando arrancaba la campaña para las últimas elecciones.

El Falcon 7X también se utilizó para llevar a funcionarios encargados de buscar financiamiento en el exterior.

El entonces vicepresidente Jorge Glas aterrizó en Quito en ese avión el 10 de diciembre del 2015, junto con los ministros Ricardo Patiño y Fausto Herrera. Al llegar anunciaron un nuevo préstamo de China.

Casi un año después, del 6 y el 16 de noviembre de 2016, una comitiva del Ministerio de Economía fue a buscar nuevo financiamiento. En el Falcon 7X visitó España, Luxemburgo, Emiratos Árabes Unidos, Tailandia, EE.UU. y Francia. No lo usaron entre Dubái y Bangkok, consta en los registros de viajes del ministerio. Funcionarios encabezados por Herrera hicieron un viaje parecido del 28 de noviembre al 9 de diciembre de 2016 para reunirse con organismos internacionales. Fueron a Buenos Aires, Dubái, Bangkok y Nueva York.

El entonces subsecretario de Financiamiento Público, Willam Vásconez Rubio, viajó a Dubái entre el 21 y el 28 de enero de 2017 para continuar con la búsqueda de fondos para proyectos de inversión, de acuerdo con su informe final.

Otro usuario frecuente de las aeronaves fue la Cancillería. Según registros institucionales, las usó en al menos 18 viajes entre noviembre de 2014 y mayo de 2017, sin contar los de acompañamiento al presidente.

Entre los últimos vuelos del excanciller Guillaume Long se cuenta uno a Caracas para reunirse con su homólogo venezolano y con la delegación diplomática para hacer seguimiento a la segunda vuelta electoral del 2 de abril de 2017.

En los informes también consta un desplazamiento de Ricardo Patiño a Cochabamba (Bolivia) en marzo de 2015, para reunirse con el presidente Evo Morales.

Fernando Cordero, cuando presidía la Asamblea, usó el avión presidencial, entre el 17 y 21 de junio de 2010, denunció en su momento el exlegislador Leonardo Viteri (PSC). Fue a Toronto (Canadá) con su esposa y nieto; al igual que la asambleísta Linda Machuca, que fue con su hijo. Viteri los acusó de abusar de bienes públicos, pues según él debían pagar por el viaje de sus familiares. El objetivo fue participar en la fiesta del Inti Raymi, que habían organizado ecuatorianos en Toronto, y mantener reuniones con los migrantes.

La Dirección de Aviación Civil registra ese vuelo, pero con destino a Panamá. Ese organismo anota en sus reportes las primeras escalas de los vuelos.

En ese entonces, Machuca aseguró que, a último momento, la Presidencia autorizó el uso del avión presidencial y que había llevado a su hijo de 5 años, porque no tenía quién lo cuidara y que su regreso fue en un vuelo comercial.(I)

0 Comments

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password