Criterio de Corte IDH sobre asilo diplomático satisface a Julian Assange

La opinión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) sobre la concesión del asilo diplomático que pidió el gobierno de Rafael Correa en agosto del 2016 favorecería al hacker australiano Julian Assange, cuyo equipo defensor ahora exige que el Estado ecuatoriano le tramite un ‘salvoconducto’ para que pueda dejar la embajada en Reino Unido, donde se encuentra asilado desde junio del 2012.

La Corte tardó dos años en responder a siete preguntas que le hizo Ecuador sobre “la institución del asilo en sus diversas formas y la legalidad de su reconocimiento como derecho humano”. Aunque en ellas no se menciona el nombre de Assange, era el pronunciamiento que esperaban su abogado defensor, el español Baltazar Garzón; o la excanciller, María Fernanda Espinosa.

El documento de 69 páginas se divulgó la noche del jueves, y después de un extenso análisis la opinión se resume en cinco numerales, de cinco párrafos.

Se consultó si un Estado puede denegar el asilo, refugio o revocarlo si hay de por medio “la formulación de denuncias o del inicio de un proceso legal contra una persona, habiendo indicios claros de que las denuncias tienen un móvil político y que su entrega podría dar lugar a una cadena de sucesos que terminaría causando graves daños al sujeto”.

Para la Corte, la “concesión del asilo diplomático y su alcance deben regirse por las propias convenciones de carácter interestatal que lo regulan y lo dispuesto en las legislaciones internas”; además que el “principio de no devolución exige que la persona no sea devuelta, e impone obligaciones positivas sobre los Estados”.

Por ejemplo, aplicar una “evaluación individualizada del riesgo y medidas adecuadas de protección”, para evitar “la detención arbitraria”.

También hacer una entrevista al asilado y una evaluación preliminar del riesgo de devolución. E incluso tramitar el salvoconducto, para que la situación jurídica del asilado no quede en el limbo o se prolongue indefinidamente.

Carlos Poveda, parte del grupo de defensa internacional del hacker en Quito, cree que el gobierno de Lenín Moreno debe tramitar este salvoconducto y terminar con el “aislamiento” al que estaría expuesto Assange, como “no acceder a internet, no opinar, no ejercer su labor de periodista”.

“La Corte dice que se debe dar una entrevista antes de la salida o expulsión de una embajada. Incluso le obliga al Estado que tenga la obligación de tramitar el salvoconducto”, alertó Poveda.

Él conversó ayer con Garzón y califican a la opinión como una “conquista”. Mientras, el portal Wikileaks, en su cuenta de Twitter, la consideró como una “victoria”.

Desde el Palacio de Najas no hubo un pronunciamiento oficial. Pero en una entrevista para CNN, el jueves, el canciller José Valencia expresó que retirar o mantener el asilo no es un asunto de “quitar o anular”.

“El Ecuador debe encontrar una salida con las dos partes, con Reino Unido, y con Assange y sus abogados”, dijo; y espera que “haya una solución lo más pronto posible”.

Para el catedrático Carlos Estarellas esta es “solo una opinión”, por lo que el Ecuador es el único que puede decidir si se mantiene o no el asilo a Assange. “Es una decisión soberana del Ecuador, basada en el derecho internacional”. (I)

Reuniones
Efectos en Inglaterra

Viaje presidencial
El presidente Lenín Moreno viajará a Europa entre el 22 y 28 de julio. Estará en Reino Unido y se prevé que tenga reuniones con autoridades de ese país para plantear una salida al tema.

Relaciones
El canciller José Valencia reconoció que la situación del hacker “sí ha afectado” las relaciones con la nación británica.

F. El Universo

0 Comments

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password