VOCALES DE LA JUDICATURA DEBEN SER DESTITUIDOS

Sorprendido, así estaba el presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio, Dr. Julio César Trujillo, al haber recibido más de 380 denuncias por escrito en contra de los vocales del Consejo Nacional de la Judicatura, las mismas que le piden la inmediata cesación de funciones de los cincos cuestionados vocales.

Tranquilo y sereno como siempre ha sido su comportamiento, Trujillo dijo con firmeza que algo no está bien en la administración de justicia, porque si bien es cierto algún magistrado puede no ser del agrado de algún ciudadano y por este motivo recibir una denuncia, no es lo mismo que sean cientos y cientos de usuarios de la justicia, los que se manifiesten en contra de los jerarcas de la institución.

“Es notorio que algo está pasando en el Consejo Nacional de la Judicatura, es posible que alguien de pronto no se sienta a gusto con la administración de justicia, pero no es dable que sean cientos y cientos de ciudadanos de diferentes ciudades del país lo que coincidan plenamente en que la administración de justicia adolece de serios problemas de corrupción. Lo sano en este caso es que los vocales cuestionados den un paso al costado por el bien del país” dijo.

Pero en estos momentos trascendentales en que el pueblo ecuatoriano les ha entregado la confianza y el poder a los 7 vocales del CPCCST, no es dable que el pleno del Consejo Nacional de la Judicatura presente su renuncia a sus funciones como si nada hubiera pasado; el pueblo exige que sean cesados inmediatamente de sus cargos y se inicien las investigaciones correspondientes que señalen si existen irregularidades de orden civil y penal, para que se instauren los juicios correspondientes en contra de los vocales que sean señalados por las investigaciones.

No se trata en ningún momento de una cacería de brujas o algo por el estilo, sino únicamente de hacer justicia y cumplir con el mandato del pueblo ecuatoriano.

A estas alturas y luego de que se hiciera público el documento en el que el Secretario de la Presidencia, Alexis Mera, advierte a los jueces sobre las consecuencias de no acatar las disposiciones presidenciales, ya nadie duda de que la metida de mano a la justicia, como dijo el ex presidente Rafael Correa, fue una de las realidades más tristes y corruptas que tuvo que aguantar el pueblo durante la década del terror y la injusticia.

Si este es el momento para que se corrijan errores, se debe empezar por el Consejo Nacional de la Judicatura, institución que es uno de los emblemas de lo que resultó ser la corrupción institucionalizada y manejada directamente desde el Palacio de Gobierno.

 

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password