Un mensaje alertó a familiares del secuestro de Óscar y Vanessa

Las acciones del Gobierno Nacional se intensifican para la pareja secuestrada regrese con vida. El rapto habría sido ejecutado entre el miércoles y jueves de la semana pasada y se hizo público ayer.

Miércoles en la mañana. Es 11 de abril y la tensión en la frontera norte por la lucha contra la narcoguerrilla liderada por alias “Guacho” copa la atención de los medios de comunicación. El tema principal es el secuestro de Javier Ortega, Efraín Segarra y Paúl Rivas, miembros del equipo periodístico de Diario El Comercio.

En Santo Domingo de los Tsáchilas, Óscar Villacís y Vanesaa Velasco emprenden viaje hacia San Lorenzo, Esmeraldas. Se despiden de sus familiares y parten rumbo a la zona norte del país por motivos que hasta el momento las autoridades no han informado.

Tras el viaje, que en promedio dura 4 horas y media, la pareja llega a la localidad fronteriza con Colombia, donde desde enero se han registrados ataques de “Guacho” y el Frente Oliver Sinisterra. La noche cae.

Óscar y Vanessa se comunican con sus familiares en Santo Domingo vía telefónica y no se registra mayor novedad para ambos. Esta es la última vez que sus allegados escuchan sus voces, por lo menos hasta casi una semana después (mediante un video).

El jueves 12 de abril la tensión creció en la zona norte. En redes sociales, inescrupulosas fotografías circularon sobre el tema del secuestro de Javier, Efraín y Paúl. Se temía lo peor (y que fue confirmado al día siguiente, la muerte del equipo periodístico).

 

Dos nuevos secuestrados por “Guacho”

Con ese ambiente de incertidumbre, en la noche del jueves 12 de abril, los familiares de Óscar y Vanessa recibieron noticias de la pareja, pero esta vez solo por mensaje de texto. Pese al contacto, hubo desconcertación en las familias Villacís y Velasco.

La rareza del mensaje, por la redacción del texto, puso en alerta a los allegados de la pareja.

Hasta el momento se desconoce si realmente fueron Óscar o Vanessa quienes enviaron el mensaje vía celular a sus familiares. La historia de ambos se conecta en aquellas horas con la conflictiva situación en la frontera norte, ya que entre la noche del miércoles y el jueves, un grupo vinculado a “Guacho” los raptó.

El viernes 13 de abril, el presidente de la República, Lenín Moreno, informó pasado el mediodía la fatídica noticia sobre la muerte de Javier, Efraín y Paúl.

Entre el dolor que causó a nivel país el acontecimiento, a la interna de las familias Villacías y Velasco crecía la incertidumbre por Óscar y Vanessa.

No había más información de ellos, solo que estaban en San Lorenzo. Durante el fin de semana no hubo tranquilidad entre los más cercanos de la pareja.

El pasado lunes 16 de abril, el presidente Moreno puso un nuevo ultimátum para que la tranquilidad vuelva a la frontera norte: “damos 10 días para que se entregue ‘Guacho’, ese criminal inhumano”.

Las palabras del Mandatario van acompañadas de las acciones que realizan en la zona conflictiva con la narcoguerrilla.

Pero esa misma noche, los rumores se toman nuevamente las redes sociales. En supuestos audios filtrados se hablaba de dos personas secuestradas.

Se dijo que eran militares, infiltrados y otras características más. La información se confirmó el martes 17 de abril, cuando antes de las 07:00 el ministro del Interior, César Navas, dio la noticia sobre dos nuevos desaparecidos. Navas hizo público un video en el que un hombre de camiseta blanca, amarrado con lo que podría ser un cabo y sometido, lanzó unas breves palabras junto a una mujer, en iguales condiciones a las de él.

“Señor presidente se le dice a usted que por favor nos ayude, que no nos pase lo que les pasó a los periodistas. Nosotros tenemos hijos, familia que ir a ver al Ecuador, nosotros no tenemos nada que ver en esta guerra… por favor señor Presidente, denle lo que ellos quieran, nosotros solo queremos regresar a nuestras casas”, suplicó el hombre.

 

Horas más tarde, se confirmó la identidad de quienes aparecían el video, eran Óscar Villacís y Vanesaa Velasco, la pareja oriunda de Santo Domingo de los Tsáchilas. En la localidad de la zona centro del país, sus familiares no encuentran explicación ante el rapto de sus allegados.

EL TELÉGRAFO se comunicó con ambas familias, específicamente a los teléfonos celulares del padre de Óscar y la madre de Vanessa, quienes confirmaron a las autoridades, tras ver el video, que quienes aparecían en las imágenes eran sus hijos. No hubo respuestas a este diario por parte de los progenitores.

Ambos -según versiones de personas cercanas- sufrieron quebrantos en su salud tras conocer lo que ha pasado con sus hijos.

Fuente: El Telégrafo

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password