El Presidente ordena parar conversaciones con el ELN

En entrevista con Noticias RCN y con NTN 24, el presidente de la República, Lenín Moreno, habló sobre la situación en la frontera con Colombia, en especial del reciente secuestro y posterior asesinato del equipo periodístico del diario El Comercio y el reciente secuestro de dos personas, a manos de disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El mandatario dijo que en el caso de los periodistas, “se falló en confiar en que la palabra del criminal tenía valor”.

El jefe de Estado ordenó que no se desarrollen más los diálogos de paz entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Gobierno de Colombia, hasta que esa guerrilla no suspenda las acciones terroristas. “Le he solicitado a la canciller de Ecuador que frene conversaciones con el ELN y nuestra condición de garante de ese proceso de paz, mientras no se comprometan a dejar esas actividades terroristas”.

El mandatario pareció endurecer su posición en medio de la ofensiva que enfrenta ese país en la frontera con Colombia por parte guerrilleros disidentes de las FARC.

El gobierno de Colombia y la guerrilla del ELN retomaron el jueves 15 de marzo de 2018 en Ecuador los diálogos de paz con la intención de acordar un nuevo cese al fuego que despeje el camino hacia un acuerdo final. Las negociaciones comenzaron la fase pública de los diálogos de paz el 7 de febrero de 2017, en Quito.

El primer mandatario afirmó que alias Guacho “jamás tuvo la intención de entregar con vida a nuestros hermanos”.

Lenín Moreno reconoció que “se estuvo negociando” y que él “estaba dispuesto al mayor sacrificio” para lograr el regreso con vida de los periodistas. Además, dijo que “es posible que ese sacrificio lo hubiéramos hecho”, refiriéndose entregar a los capturados de las disidencias de las FARC que pedía ‘Guacho’.

Moreno aseguró que “el país no estaba preparado” para hacer frente a una situación como esa: “Se desmanteló la capacidad operativa del país, se compró helicópteros que se caían, aviones que costaba más repararlos que comprarlos nuevos, no se compró el armamento debido a las Fuerzas Armadas, a la Policía, y se compró radares que no funcionaban”. “Nos sorprendió el crimen organizado, nos sorprendió más aun saber que en el periodo anterior parece haber habido bastante permisividad (…) Pensé que había que decir basta y que había que intervenir e impedir que la droga transite libremente por nuestro territorio”, agregó el jefe de Estado.

Sobre el rol que él jugo en esto, teniendo en cuenta que en el gobierno anterior Moreno fue vicepresidente, el mandatario dijo: “estoy purgándolo por algo de culpabilidad no por acción, por omisión, por no haber puesto atención a aspectos económicos donde se presumía que podía haber actos de corrupción”. Ni el gobierno de Colombia o el Ejército de Liberación Nacional (ELN) se han pronunciado al respecto.

Diario Opinión

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password