El hermano de Paúl Rivas, secuestrado y asesinado: “El gobierno de Colombia mostró un desinterés total”

Ricardo Rivas está esperando que llegue la tarde para reunirse con el ministro del Interior de Ecuador, César Navas. Espera noticias sobre el cuerpo de su hermano, que el grupo disidente de las FARC se niega a entregar a pesar de tener de garantía al Comité Internacional de la Cruz Roja.

Su hermano, Paúl, de 45 años, era uno de los tres integrantes del equipo periodístico de El Comercio secuestrado y asesinado. Con el fotoperiodista estaban el reportero Javier Ortega, de 36 años, y el conductor Efraín Segarra, de 60. Fueron raptados el 26 de marzo pasado en la zona de Mataje, en la provincia de Esmeraldas (noroeste), donde recababan información sobre los ataques registrados en esa región desde enero.

Los tres fueron víctimas del Frente Oliver Sinisterra, liderado por Walter Artízala, el guerrillero conocido como Guacho. Este hombre tiene 35 años y 15 de experiencia como guerrillero de las FARC. Durante ese tiempo se especializó en explosivos y manejó el narcotráfico en la frontera con Colombia. Después de descartar el acuerdo de paz, quedó al frente de un grupo disidente de entre 70 y 80 hombres, que se mueve entre ambos países por una área selvática de difícil control para las autoridades.

En diálogo con Infobae, Ricardo Rivas recuerda a su hermano y exige justicia. Critica duramente al Gobierno de Colombia porque, para él, no hizo nada para salvar a su hermano. “El Gobierno colombiano ha mostrado un desinterés total”, dice enojado. “No han intervenido en absolutamente nada de este proceso. El presidente Juan Manuel Santos solo se pronunció después de que se confirmó el asesinato de los tres periodistas en su territorio”, agrega, e insiste: “Porque fueron secuestrados en Ecuador, pero los trasladaron a su país”.

“El presidente Juan Manuel Santos solo se pronunció después de que se confirmó el asesinato de los tres periodistas en su territorio

Rivas afirma que Colombia reaccionó “demasiado tarde”. “No se preservaron las tres vidas ecuatorianas”, denuncia.

Con el gobierno de Lenín Moreno, en cambio, admite que con los días la relación cambió y que ahora se muestran más atentos a informar a las familias de las investigaciones. “Siempre quedan pendientes, por eso nosotros planteamos la conformación de una comisión polifuncional, con personas independientes, incorruptibles, que puedan realizar un proceso de transparentación que verifique todas las versiones que existieron”.

Hoy, como cada día desde el secuestro, Ricardo participará de la vigilia frente al Palacio presidencial en Quito. Explica que es su forma de hacerle entender a los ecuatorianos “la grave situación” que enfrenta el país.

“Necesitamos que todos se sumen a un mismo clamor: buscar la paz para nuestro país. Buscar la paz que nos merecemos, para poder vivir todos los días sin pensar que si tu hijo sale, o va a la escuela, le puede pasar algo nefasto”, dice con convicción.

Cuando Infobae le pregunta cómo quiere que su hermano Paúl sea recordado, hace un breve silencio y luego dice de corrido: “Como una persona alegre, humana y solidaria”.

Fuente: Diario Opinión

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password