Dolorosas despedidas a las víctimas de accidente en vía Cuenca-Loja

A Wilson Fernando Guazhambo, de 10 años, lo recordarán como un gran futbolista. Se destacó en la selección de la parroquia San Joaquín y por eso sus restos son velados hasta hoy en el auditorio del Gobierno Parroquial.

El menor fue una de las once víctimas mortales del accidente de un bus de la cooperativa Viajeros Internacional. El siniestro ocurrió la madrugada del sábado en el kilómetro 20 de la vía Cuenca-Loja.

En la foto colocada junto al féretro de Wilson se lo observa con el uniforme de su equipo y sosteniendo una copa dorada y una medalla.

El viaje de su familia era una tradición familiar que empezó hace ocho años para dar gracias a la Virgen de El Cisne. En esta ocasión iban siete personas: su madre, hermana, dos tíos y dos primos. Ellos resultaron heridos y se recuperan.

Ángel Guazhambo, tío de Wilson, aún no asimila la muerte de su familiar y llora al recordar vivencias, en especial ese año en el que vivieron juntos y que con su inocencia lo cuidaba y aconsejaba.

Pero al mismo tiempo toma fuerza para estar pendiente de Rosa, su hermana, pues ella está desconcertada por la pérdida del menor de sus dos hijos.

Para la velación, la familia contrató por su cuenta a una funeraria que le cobró $ 900.

Según información del Ministerio de Salud, hay heridos aún hospitalizados. De los 37 registrados hasta la tarde de ayer, 15 fueron dados de alta, únicamente en el hospital Vicente Corral Moscoso. (I)

0 Comments

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password