Ciudadanía reclama soluciones para mejorar transporte público en Guayaquil

Cincuenta minutos dura el trajín que vive Nataly, una universitaria de 20 años que utiliza dos buses para movilizarse del suroeste al norte. Para ella, el mediodía es la hora más complicada para tomar un colectivo, porque viene lleno o demora en pasar. Destaca cambios como el respeto a paraderos de choferes y usuarios.

Afuera de la terminal terrestre, un hombre espera un bus para ir a su casa en el norte. También utiliza la Metrovía, pero dice que lo hace “por necesidad”, porque no hay otra opción. Reclama unidades nuevas. Otra usuaria tiene una opinión distinta. Dice que se ha beneficiado de este sistema, porque con $ 0,30 haciendo dos o tres trasbordos se mueve del norte a la vía a Daule. Sí quiere un cambio, pero de buses.

Son vivencias de ciudadanos que coinciden con las de otros que residen y trabajan en Guayaquil, en la que habitan 2’698.077 personas, según el INEC. Las estadísticas de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) refieren que el 70 % de este total de población utiliza transporte público, es decir, 1’888.654,9 personas.

En tanto, un promedio de 400.000 personas usan a diario la Metrovía, un servicio de transporte masivo que opera desde el 2006 y que es controlado por la Fundación municipal Metrovía.

Corredores viales, paraderos, semáforos sincronizados, señalización vertical y horizontal, buses con sistemas GPS y cámaras son parte de las soluciones viales que ha adaptado la ATM en la ciudad, expresa Luis Lalama, director de operaciones de esta institución.

“Seguimos aplicando métodos para mejorar (…) el parque automotor aumenta cada año en un 10 % y nosotros tenemos que ir trabajando a base de ese porcentaje anual, viendo las vías más conflictivas de Guayaquil”, comenta Lalama.

Un artículo publicado el pasado jueves en la página web de CNN Españolmenciona a Guayaquil y Quito entre el top de las ciudades más congestionadas en Latinoamérica y el mundo, según el estudio de congestión y movilidad Inrix 2018.

Fernando Amador, director de transporte público de la ATM, dice que desde que empezaron a asumir las competencias en el 2014, de manera gradual, ha mejorado el flujo vehicular en un 50 %.

Según Amador, la instalación de corredores viales (tres ya funcionan de un total de quince que operarán en el 2021) es parte de las soluciones que surgieron en el estudio de reordenamiento de transporte público de la ciudad. Esto ha provocado menos accidentes, del 2017 al 2018, en un 54 %, dice.

Otra obra en marcha es la Aerovía, que ya ha avanzado un 10 %. Se prevé que movilice a 40.000 personas diarias de Durán a Guayaquil y disminuya el número de carros que vienen desde el vecino cantón de 308.059 habitantes.

F. El Universo

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password