Casi 100 familias dejan hogares en la frontera con Colombia

Un total de 99 familias de El Pan y Mataje Alto han sido desplazadas forzosamente debido a los últimos enfrentamientos ocurridos en San Lorenzo, Esmeraldas, por la presencia de los denominados Grupos Armados Organizados Residuales colombianos.

Hace más de un mes hubo un enfrentamiento armado en el sector de El Pan entre las Fuerzas Armadas ecuatorianas y esos grupos irregulares del vecino país.

Luego hubo tres ataques más, entre ellos el bombazo al cuartel de Policía de San Lorenzo y, el pasado martes, un atentado con un explosivo en Mataje que provocó tres militares ecuatorianos muertos y once heridos.

Vea también: Sueños truncados y 4 hijos huérfanos dejó explosión en Mataje

Por el primer hecho hubo 91 familias afectadas de El Pan (64), Mataje Alto (23) y Tobar Donoso (4). De ellas, 15 familias decidieron volver a sus viviendas en tanto 76 familias se quedaron en San Lorenzo en casas de acogida de allegados y amigos o en casas comunales. Tras el ataque a los militares, el pasado martes, otras 23 familias salieron de la zona.

Elsa G. forma parte de una de las familias desplazadas forzosamente. Ella no puede volver a su casa en Mataje Alto, a unas cuatro horas de distancia de San Lorenzo en vehículo.

Mira al suelo como quien hace memoria y se responde que dejó su casa luego de que soldados ecuatorianos repelieron una agresión en la comunidad El Pan, el pasado 17 de febrero, cuando una patrulla militar hacía operaciones de vigilancia y protección en la frontera norte.

Hoy, la mujer, de tez trigueña y menuda figura, vive junto a su familia, unas 10 personas en total, en la casa comunal Awá en San Lorenzo.

En ese sitio se observan colchones, una cocineta, sillas y ropa desperdigada. En el exterior hay un patio donde el agua está empozada debido a la continua lluvia por el que caminan libremente gallinas.

Su hijo Romel, de 23 años, viste una camiseta deportiva y pantaloneta. Prefirió salir, pues su pareja está embarazada. Además, porque el paso a su comunidad no está permitido por las Fuerzas Armadas. Señaló que en el sector Guadalito, una comunidad en el trayecto a Mataje Alto, personal militar que efectúa controles les dijeron que si salen, ya no regresan para evitar problemas. Manifiesta también sentir miedo.

Quisiera quedarse un tiempo más en San Lorenzo hasta que pase lo que llama “ese conflicto”, pero asegura que trabajo y comida no hay. En el campo, la gente se dedica a la agricultura y puede comer cualquier fruta agrega Elsa G.

Gustavo Samaniego, alcalde de San Lorenzo, expresó que la gente no ha salido de Mataje sino de El Pan y Mataje Alto.

Según la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) con sede en Ibarra, que opera en las provincias de Imbabura, Carchi, Sucumbíos y Esmeraldas, la salida de las familias se debe a la inseguridad y porque el sector está en constante enfrentamiento. Su coordinador zonal, Javier Lara, señaló que han entregado asistencia humanitaria compuesta por alimentos y vestimenta. No descartó que en algún momento se deba abrir alojamientos temporales.

Mientras, hoy, la Comisión Binacional de Frontera (Combifron) se reúne en Tulcán, para tratar estos temas. (I)

0 Comments

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password