Medidas propuestas en Ecuador también incluyen alternativas para favorecer zonas afectadas por sismo

Una vez que está concluyendo la primera fase de la emergencia que vive el Ecuador tras un terremoto devastador que dejó bajo escombros a varias poblaciones de dos provincias ubicadas en el perfil costanero del país; el gobierno impulsa acciones que lleven a la fase de reconstrucción.

Actualmente, el gobierno cuenta con unos 600 mil millones de dólares (fruto de las líneas de crédito de contingencia con organismos multilaterales). De esos recursos, 160 millones ya fueron desembolsados y servirán, en primera instancia, para construcción de albergues permanentes y rehabilitación de carretera y hospitales.  Adicional a ello, CAF informó este jueves que aprobó una línea de 200 mil dólares para atender a la población y 100 mil dólares para la reconstrucción.

Pero la reconstrucción de ciudades turísticas como Manta, Chone, Pedernales, Bahía de Caráquez, Canoa o Jama (cuya destrucción fluctúa entre el 70 y 85%) avizora inversiones millonarias, según ha señalado el presidente Rafael Correa, quien también ha reconocido el ágil apoyo internacional.

Una de las fuentes de financiamiento se apalanca en la solidaridad de la sociedad ecuatoriana que se ha evidenciado activamente después de regisrtrarse el movimiento telúrico; pero, por otro lado, el gobierno también analiza exenciones y exoneraciones tributarias, incentivos y líneas de crédito para las poblaciones de las zonas afectadas.

Las medidas, anunciadas la víspera por el presidente Correa en cadena de radio y televisión, tienen que ver con el incremento de 2 puntos al Impuesto al Valor Agregado, actualmente fijado en 12%.  Esto no afecta a los medicamentos ni al 90% de los alimentos debido a que no pagan IVA. “El 2% solidario no aplica (en estos casos)”, dijo el ministro Coordinador de la Producción, Vinicio Alvarado.

Otra de las medidas es la donación de un día de sueldo (calculado sobre 30 días) para quienes ganan entre 1.000 y 5.000 dólares.  En este caso se aplica una escala progresiva; es decir que quienes están en la base (1.000 dólares), aportarán 33 dólares aproximadamente por una sola vez y los que están en el otro extremo (5.000 dólares) aportarán 166 dólares durante cinco meses.

En su cuenta de Twitter Alvarado explicó que los 33 dólares equivalen a una ración de alimentos por 15 días para una familia de 4 personas.

Aclaró, además, que el gobierno ecuatoriano está analizando los mecanismos para que dichas medidas no se apliquen en las zonas afectadas. Entrevistado por Radio Pública, Alvarado explicó que se evalúan nuevos incentivos tributarios, la devolución del IVA en materiales de construcción para las poblaciones afectadas, un bono o bajas tasas de interés para créditos para capital de trabajo y para inversión en la reconstrucción de vivienda e infraestructura física.

Se evalúa, asimismo, el diferimiento del pago del impuesto a la renta (IR) para septiembre, reestructuración de deudas, y la creación de una herramienta financiera para que los grandes proveedores entreguen productos a las tiendas en condiciones flexibles de crédito a 30, 60 o 90 días.

El ministro anunció que se estudia declarar a los sectores afectados como zona deprimida, para exonerarlos del anticipo al Impuesto a la Renta y la doble deducibilidad de impuestos en la creación de empleos.

Con base en el vigente estado de excepción y a través de la Asamblea Nacional, también se aplicará una contribución del 3% adicional sobre utilidades, por una sola vez; y una contribución, también por una sola vez, del 0,9 % sobre personas naturales con patrimonio mayor a un millón de dólares.

Para obtener mayores ingresos, adicionalmente, el gobierno pondrá en venta algunos de los activos  e infraestructura pública.

En torno a los cuestionamientos sobre el gasto que representa el informe semanal de labores del gobierno (sabatinas) y los pedidos de suspensión, el presidente mencionó que “si eso quieren, se suspenden, no trabajo los sábados, qué más quieren”.

Asimismo, negó que existe un Ministerio de la Felicidad. Dijo que existe una Secretaría del Buen Vivir que tiene 18 asistentes y cuyo presupuesto se ha reducido a 5 millones de dólares para 4 años. “Es una de las grandes mentiras creadas por los medios de comunicación Si quieren la eliminamos”, añadió.

Trámite de la propuesta en la Asamblea

La propuesta gubernamental será enviada a la Asamblea en los próximos días para su trámite con el carácter de urgente en materia económica, algo facultado por la Constitución en medio de un estado de excepción, pues el órgano legislativo ya está tratando otra normativa (Ley de Equilibrio de las Finanzas Públicas) con el mismo carácter.

“Trabajaremos inmediata en el análisis del proyecto de ley, independiente o no del proyecto que se está tramitando en la Asamblea”, dijo el legislador, Virgilio Hernández, presidente de la comisión parlamentaria de Régimen Económico.

La Constitución establece un plazo de 30 días para el tratamiento de una normativa calificada como urgentes por lo que Hernández dijo que “en el marco de los plazos establecidos se analizarán todos los criterios de modo que se pueda aprobar en el menor tiempo posible”.

Aclaró, además, que el Estado ha reducido 7.000 millones de dólares, por el impacto de la crisis internacional en el mercado económico ecuatoriano, lo que evidencia una política de austeridad en el gasto. “Ahora, con esta tragedia, incluso muchos recursos serán recanalizados”, anotó.

Fuente: Andes

0 Comments

Leave a Comment

CAPTCHA *

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password