La asociación local de cultivadores reaccionó ante el problema de inseguridad creando la Fuerza de Seguridad Pública de Tancítaro.

La primera exhumación de una fosa común en Cataluña de la Guerra Civil ha permitido descubrir este miércoles los restos de 17 soldados caídos en la contienda española. La intervención promovida por la Generalitat catalana (denominada Pla de fosses 2017-2018) con el objetivo de recuperar la memoria de combatientes de ambos bandos se ha producido en el cementerio del municipio de Figuerola d’Orcau, en la provincia de Lérida.

Los restos de los 17 soldados han aparecido con uniforme militar y, en algunos caos, con cinturones de munición. Ello apunta a que fueron enterrados de manera apresurada, recoge el diario ‘La Vanguardia’. Según los arqueólogos es más que posible que todos fueran franquistas, principalmente de la 63.ª, 150.ª y 152.ª divisiones, aunque no se descarta que entre ellos haya muertos del bando republicano enterrados después del combate.

En 1938 la línea del frente se situó en Figuerola d’Orcau, municipio de la comarca del Pallars Jussà clave en el frente catalán de la Guerra Civil. El ejército franquista avanzó hasta esa localidad para hacerse con el control de las centrales hidroeléctricas y para aislar a Cataluña del resto de territorio republicano.

0 Comments

Leave a Comment

CAPTCHA *

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password