Un bebé nació cuatro años después de la muerte de sus padres

El inusitado hecho ocurrió en China. En la actualidad, son sus abuelos los que están a cargo del cuidado de la criatura

¿Milagro? ¿Proeza de la ciencia? Un hecho insólito ocurrió en diciembre del año pasado en China. Un bebé nació más de cuatro años después de que sus padres perdieran la vida en un accidente de tránsito.

Shen Jie y Liu Xin, oriundos de la ciudad de Yixing –situada en la provincia de Jiangsu-, anhelaban tener un hijo, pero la mujer tenía dificultades para quedar en cinta de forma natural. Fue entonces que los esposos decidieron, en marzo de 2013, someterse a un tratamiento de fertilidad en un hospital de Nanjing.

Ilusionada, la pareja pensaba que por fin se iba a ser realidad el sueño de ser padres. No obstante, cinco días después murieron en un accidente de tránsito. Ambos eran hijos únicos.

Tratando de superar el dolor por esas irreparables pérdidas, los cuatro abuelos recordaron que los óvulos fecundados de la mujer fueron congelados por los padres del pequeño antes de morir en un accidente. Sin pensarlo dos veces, los abuelos alquilaron un vientre de alquiler en Laos para llevar a cabo la gestación.

Fue así que el 9 de diciembre de 2017 Tiantian llegó a este mundo, gracias a los adelantos científicos, pero, sobre todo, a la perseverancia de sus abuelos que no escatimaron en enfrentar una dura batalla legal en China para hacerse con los embriones que la pareja congeló.

“Ambas familias han perdido a sus dos únicos hijos; la supervisión de estos embriones es una forma de aliviar tal dolor”, falló el tribunal. Ese fue el primer paso que culminó en la llegada de Tiantian.

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password