Revelan que policías en servicio tomaban cervezas mientras el huracán Irma llegaba a Florida

Cuando el huracán Irma llegaba a Florida (EE.UU.) la noche del 9 de septiembre de 2017, no todos los oficiales de Policía en servicio se encontraban preparados para ello.

Un informe policial, obtenido por el Miami Herald, reveló que la mitad de los miembros del ‘Equipo Landfall’ de 12 personas, la única unidad de emergencia local que todavía quedaba a cargo de responder a las llamadas de los residentes y patrullar barrios en vehículos especiales de alta mar para garantizar la seguridad de los ciudadanos de North Bay Village, en el condado de Miami-Dade, se quedaron en el ayuntamiento, tomando cervezas y hablando de fútbol.

Los oficiales obedecieron la orden del comandante de turno, el teniente James McCready, de que tomaran cervezas en el trabajo. Según el citado medio, el ‘jefe’ llegó con cervezas y las puso sobre la mesa de la sala de conferencias; además, colocó una taza frente a la cámara de vigilancia, para que no quedara evidencia gráfica de lo que sucedió a continuación.

La fiesta continuaba, mientras el Departamento recibía un gran volumen de llamadas ese día informando sobre emergencias médicas, alertas de incendio y robos, y otros asuntos urgentes, según el informe policial.

“Tómate una cerveza”

El oficial Walter Sajdak, luego de reabastecer los vehículos de emergencia, entró a la sala de conferencias y se encontró con la fiesta que tenían sus compañeros.

“Tómate una cerveza”, le ofreció el teniente McCready al verlo, según el testimonio de Sajdak, quien se negó y les recordó que “beber” estando en servicio va en contra del código de conducta de los oficiales.

Luego del paso del huracán, Sajdak informó a un oficial superior de lo sucedido y acusó a McCready de poner en peligro “la vida de los oficiales que estaban trabajando y de los residentes”. También dijo que el comandante de turno ordenó a los oficiales que limpiaran el desastre y se deshicieran de las evidencias.

El informe reveló que entre las 23:45 del 9 de septiembre y las 7:00 de la mañana del día siguiente, “las operaciones oficiales de la Policía cesaron debido a que las condiciones eran inseguras y por la fatiga de los oficiales”; aunque, señala el mismo texto, la bebida nunca impidió los esfuerzos de respuesta de emergencia.

Los oficiales, incluyendo a McCready, admitieron haber violado la política sobre tomar bebidas alcohólicas en el trabajo. Por el hecho recibieron amonestaciones por escrito y fueron obligados a devolver el sueldo de esas horas perdidas.

0 Comments

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password