España: ¿Cómo afecta la moción de censura a la gestión del desafío independentista en Cataluña?

La sentencia de la trama Gürtel ha revolucionado la escena política española, que ya sufría serias alteraciones previas en diversos frentes. Uno de ellos es el conflicto catalán, que aún provoca notables divisiones entre las diferentes fuerzas políticas con representación parlamentaria pero también auspicia pactos circunstanciales y alianzas basadas en formas afines de entender el problema.

Una de esas afinidades podía percibirse en el apoyo que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) venía brindando hasta el momento a las iniciativas del Partido Popular (PP) en Cataluña, al que hasta pocos días el presidente Rajoy se refería como muestra de “lealtad”, y que aportaba solidez a lo que se conoce como “bloque constitucionalista” en oposición a la suma de partidos independentistas.

Sin embargo, esa unidad de acción en Cataluña podría verse amenazada ahora por la moción de censurapresentada por el líder del PSOE, Pedro Sánchez, que de contar con suficientes apoyos desbancaría a Mariano Rajoy de la Presidencia del Gobierno. Desde el partido en el poder no han tardado en aflorar durísimas críticas contra Sánchez, al que ya se han referido como “el Judas de la política española” o “enemigo del Estado de derecho”.

Los votos independentistas en el marco de la moción de censura

La secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, reprocha al PSOE, precisamente, que ponga en marcha una moción de censura y se muestre abierto a recabar los apoyos que provengan de partidos independentistascatalanes, a los que no ha excluido de su llamamiento. De hecho, si Ciudadanos no suma sus votos a la iniciativa del PSOE –y ya ha advertido que no piensa hacerlo en los términos actuales–, Sánchez dependerá del apoyo de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y del Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT) para sacar adelante la moción.

La secretaria general del PP y Ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, el 9 de Noviembre, 2017 / Eric Vidal / Reuters

“¿Qué están dispuestos a dar a los independentistas, a los separatistas, a cambio de que Pedro Sánchez sea presidente del Gobierno? ¿Qué pactos secretos tienen con Puigdemont o con Torra para que el señor Sánchez sea presidente del Gobierno?”, se preguntaba Cospedal este domingo en una comparecencia pública. La también ministra de Defensa interpeló además al PSOE sobre si están dispuestos a ser un partido “rehén de los independentistas” y someter a la ciudadanía al “chantaje que están haciendo permanentemente a España y al interés de los españoles”.

Por su parte, el propio Mariano Rajoy también ha criticado que Pedro Sánchez “pretende ser presidente a cualquier precio, pactando con cualquiera”.

Asimismo, el vicesecretario nacional de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, insistía en la misma linea, al reprochar a Sánchez haber dinamitado “la unidad” del bloque constitucionalista en Cataluña, y señalar los supuestos deseos del líder socialista de llegar a ser presidente “como sea” y “con quien sea”, tal como informó la cadena COPE.

Otros frentes de ruptura

El proyecto de moción de censura, con su efecto de agitación política, está poniendo de manifiesto el incremento de las distancias entre el Partido Popular y Ciudadanos. Este último exige al Ejecutivo de Rajoy la convocatoria inmediata de elecciones: en caso contrario estaría dispuesto a apoyar una moción de censura, siempre que ésta elevara al poder a un presidente consensuado que asumiera el compromiso también inmediato de convocarlas. El PSOE, de momento, no ha aportado garantía alguna en ese sentido.

El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, ha vuelto a explicar este martes la postura de su partido. Ha insistido en que el presidente del Gobierno es quien debe convocar elecciones generales, y ha detallado que “si no lo entiende, nos tendremos que sentar con el PSOE para pensar en una convocatoria forzada por un candidato instrumental”, explicitando que ese candidato no debe ser ni Pedro Sánchez ni Albert Rivera e insistiendo en que debe presentarse con la única intención de convocar los comicios.

Es importante señalar que, en vista de los resultados de las últimas encuestas, es el mejor momento posible para la formación de Albert Rivera, que se postula como primera fuerza política en España según las estimaciones demoscópicas de intención de voto, tal como informa este lunes el diario El Español.

En lo que a la crisis catalana se refiere, Ciudadanos también discrepa del Ejecutivo de Rajoy y defiende una política de ‘mas mano dura’ con Cataluña que implicaría mantener en vigor el artículo 155 de la Constitución española, que supuso la intervención de la autonomía de la región.

Sin embargo, el momento político también ha hecho aflorar tensiones manifiestas entre Ciudadanos y el PSOE. Los de Rivera reprochan a los socialistas estar buscando una vía rápida de acceso al poder. “La única moción de censura que puede caber es una que no está destinada a que nadie se haga presidente por un cuarto de hora. No estamos para satisfacer los egos de nadie”, llegó a decir la portavoz de Ciudadanos en el ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, este lunes. Por su parte, los socialistas han reprochado a Ciudadanos su “ansiedad demoscópica”, en referencia a la exigencia de los naranjas de convocar comicios inmediatamente, y plantear la moción de censura como un instrumento expreso para tal función.

De cara a Cataluña

Es preciso tener en cuenta que el desafío independentista vuelve a cobrar fuerza tras la investidura de un presidente como Quim Torra, del que son bien conocidas sus aspiraciones separatistas y su explícita lealtad a Puigdemont.

En este contexto, ocurre que los tres partidos que se oponen en bloque al independentismo en Cataluña se encuentran sumidos en disputas y discrepancias que podrían agrietar sus relaciones y complicar la gestión de una situación potencialmente complicada.

David Romero

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password