En la Fiscalía, Glas deslindó responsabilidad en los casos Odebrecht y Singue

El vicepresidente de la República, Jorge Glas Espinel, compareció ayer por alrededor de 7 horas ante la Fiscalía General del Estado, para rendir su versión libre, voluntaria y sin juramento, sobre la investigación previa que se lleva adelante por el denominado caso Singue (contrato petrolero del que fue parte de las negociaciones), y sobre la indagación por presunta asociación ilícita en el caso Odebrecht.

El Segundo Mandatario, a quien el presidente de la República, Lenín Moreno, le retiró las funciones el 3 de agosto pasado, cerca de las 08:15 llegó al edificio de la Fiscalía General y en medio de medidas de seguridad ingresó por la cochera, en la parte posterior, mientras que en la entrada principal un grupo de alrededor de 50 personas llegó con carteles, gritos y consignas para respaldarlo.

De acuerdo a lo previsto, a las 08:30 y por cerca de una hora 15 minutos, rindió su versión sobre el caso del campo petrolero Singue, en donde según el informe DASE-0045-2017, emitido por la Contraloría General del Estado, se hallaron varias revelaciones en el proceso contractual de prestación de servicios para la explotación petrolera del bloque, suscrito entre el Estado ecuatoriano y el Consorcio DGC, integrado por las empresas Dygoil y Gente Oil Ecuador.

Habría responsabilidad penal de alrededor de 20 personas en un perjuicio para el Estado, entre ellas se encuentra mencionado el vicepresidente Glas. La segunda diligencia comenzó a las 10:00 y se extendió por cerca de 5 horas y 15 minutos, para responder 78 preguntas que le formuló la fiscal Diana Salazar, quien investiga el presunto delito de asociación ilícita en el caso Odebrecht.

Al término de las dos comparecencias que tuvieron el carácter de reservadas, cuando eran las 15:20, el Segundo Mandatario salió para dialogar con la prensa sobre esta extensa jornada judicial.

Persecución de la Contraloría

Sobre el campo Singue, aseguró que no hubo perjuicio para el Estado, sino más bien beneficios, por lo que consideró que el informe con responsabilidad que se investiga es parte de una agenda política de la oposición, en donde lamentablemente está involucrada de alguna manera la Contraloría.

“He expuesto las cifras, que son bastante claras, respecto a esa operación hidrocarburífera, un campo que estaba cerrado, que no tenía producción, considerado marginal, que ha conseguido en inversiones más de $ 122 millones, mucho más de los $ 27 millones previstos; que ha generado rentas para el Estado por más de $ 120 millones y, sin embargo, la Contraloría considera que ha habido un perjuicio para el Estado cuando era un campo cerrado”.

Tras subrayar que fue una negociación llevada por técnicos de la secretaría de Hidrocarburos y que su rol fue únicamente actuar en el directorio, anunció: “Se vienen más ataques; aquí el que alza la voz recibe un informe de la Contraloría para tratar de callarnos o amedrentarnos. No lo vamos a hacer, vamos a defender como siempre la gestión de los 10 años de la década ganada y la imagen del Vicepresidente”.

Investigaciones deben continuar

En cuanto a la versión rendida por el caso Odebrecht, Glas aseguró que fue el primero en pedir que se investigue todo y a todos, incluyendo la primera lista que tiene más de 30 años, por lo que acudirá al llamado de la justicia “las veces que sean necesarias”.

“Estaré aquí rindiendo versión, como siempre dando la cara, ya va más de un año de ataque sistemático a mi imagen”. Lamentó que en el caso de la constructora brasilera se utilice hasta espionaje político por parte de corruptos confesos que ofrecen algo a cambio de reducir sus penas.

No fue grosero con el Presidente

Sobre el documento emitido la semana pasada y que motivó que el jefe de Estado, Lenín Moreno, le retirara las funciones, el Segundo Mandatario consideró que no fue un comunicado grosero; además, aseguró estar abierto a una reconciliación y a la construcción. “Yo sí creo en el diálogo, lo que no creo es en los renunciamientos”.

Denunció que hay oposición interna en su contra en el Gobierno y sostuvo que el pedido de renuncia que le ha formulado el ministro de Inclusión Económica y Social, Iván Espinel, es porque le han dado un ministerio. Además, calificó como tres buenas noticias que ha recibido el país el que la familia Bucaram está fuera del Gobierno, que Gustavo Larrea no forma parte del Ejecutivo y que no habrá medidas económicas en contra del pueblo ecuatoriano.

En la noche, la Dirección Nacional de Alianza PAIS (AP) emitió un comunicado rechazando las declaraciones del ministro Espinel. Aquí señala que dichas aseveraciones “laceran la institucionalidad del Estado, afectan la gobernabilidad y apuntan hacia la desestabilización de un gobierno elegido legítimamente por votación popular”. Además solicitan al presidente Lenín Moreno que pida la renuncia de Espinel al Ministerio que lidera, “para así depurarse de elementos oportunistas”. (I)

Fuente: El Telégrafo

0 Comments

Leave a Comment

CAPTCHA *

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password