El equipo de Guillermo Lasso lo acompaña desde la elección pasada

El comando de campaña de Guillermo Lasso opera en La Previsora, uno de los edificios más altos de Guayaquil. Desde ahí se articula toda la estrategia electoral del candidato a la Presidencia de la República. Es un solo equipo que aglutina a los estrategas políticos y operativos en una carrera que ya tiene la experiencia de dos elecciones. Ellos acoplan todala plataforma electoral: el plan de gobierno, el mensaje, su imagen, la publicidad, las redes sociales, la comunicación. También planifican las grandes directrices que debe ejecutar el grupo operativo. Las cabezas más visibles son Fernando Coronel, jefe de campaña, y César Monge, director nacional del movimiento Creo, quien dirige toda la logística territorial a través de las 221 centrales cantonales y 1 054 parroquiales, más la coordinación con las agrupaciones locales y regionales que lograron alianzas electorales. En el ingreso al cuartel general hay una marca sobre una placa donde se lee: “GLM” (Guillermo Lasso Mendoza). Ahí funciona el comando y está la oficina del candidato, donde trabajan 32 personas en tareas específicas (redes, creativos, comunicación). A pocos días del cierre de campaña, las jornadas se intensificaron. ‘Lassoboys’, como se conoce al equipo del presidenciable de la alianza Creo-SUMA, tiene ocho integrantes. Coronel (32 años) explica que aprendieron del 2013. “Decidimos arrancar la maquinaria con mucha anticipación, en julio del 2016, para que todo el equipo cogiera ritmo”, dice. Tiene estudios en Economía y Ciencias Políticas y un título de abogado. Trabaja con Lasso desde el 2010, en varias funciones privadas vinculadas al Banco de Guayaquil. En el 2013 fue el secretario del candidato, ahora lo reemplaza su primo Daniel. Como jefe de campaña -dice- gana un sueldo como tal, registrado ante el Consejo Nacional Electoral.

El jefe de campaña, Fernando Coronel (derecha), en el área de redes sociales. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO Monge ha pasado volando entre Guayaquil, Cuenca y Quito, para montar tres megaeventos en cuatro días para los cierres de campaña. En la capital azuaya contaron con la organización del movimiento Juntos Podemos, del prefecto Paúl Carrasco, para una concentración de más de 15 000 personas. Esa es la fortaleza que han utilizado en las provincias donde tienen acuerdos electorales, más toda la logística que maneja Creo. Tiene 350 000 adherentes y 2 720 Familias por el cambio. Monge (44 años) dirige el movimiento desde que se fundó en el 2012. En el 2014 se postuló a la Prefectura del Guayas, pero esta vez no aceptó candidatura sino que se dedicó a mover la maquinaria electoral. Según Monge, antes de que arrancara la campaña (3 de enero) la agenda macro de giras, caminatas, visitas, con y sin candidato ya estaba definida. “Se estableció una ruta macro del candidato en función de las cifras que arrojaban los estudios”, dice. Cada domingo en la noche se reunían en la oficina de Creo, en el Centro de Convenciones. Ahí, unas 12 personas planificaban el minuto a minuto de la semana que comenzaba y revisaban las dos subsiguientes. Monge maneja la logística como en la empresa privada en la que estuvo antes. El 95% está planificado. Opera desde la oficina de Creo, o desde su domicilio o -la mayoría de ocasiones- desde su camioneta. Lasso tiene jornadas de más de 15 horas diarias. Pero está involucrado y al tanto de lo que hace el comando o aprovecha el almuerzo para reuniones. A Eduardo Bonilla (37 años), director de Comunicaciones, se lo observa siempre cerca del candidato. Es economista y tiene un diplomado en Liderazgo, de Georgetown University. Empezó con Lasso en el 2010 como director de la Fundación del Barrio; en el 2013 dirigió la Logística y fue candidato a asambleísta nacional por Creo. Su personal de comunicación es uno de los primeros equipos de avanzada que se desplaza a los sitios de concentración, caravanas o mítines. En la estrategia se decidió que el manejo de redes sociales sería decisiva. Se enfocaron en Facebook, donde los ‘posts’ del candidato han llegado a tener entre 1 y 2 millones de interacciones, según Coronel. El tono de la campaña ha sido propositivo y trabajó en dar un llamado de acción al votante y “decirle convence a tu familia”. Juan Pablo Meneses es el director de redes sociales. En el comando está Aparicio Caicedo, asesor político y jurídico. Tiene un doctorado en Derecho por la Universidad de Navarra y es socio de la firma Inteligencia Estratégica. El 8 de febrero acompañó a Lasso en su caminata por el populoso sector de Las Malvinas, en el sur de Guayaquil. Veía de lejos la reacción de la gente. Mientras ‘impulsadores’ de Creo preguntaban a las personas si querían saludar al candidato y las acompañaban hasta Lasso y su esposa. Ese mismo día los acompañaba Pablo Arosemena Marriott (37 años), presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil y director de Ecuador Libre. Es el asesor económico y lideró al equipo multidisciplinario de más de 100 profesionales en la elaboración del plan de gobierno de los primeros 100 días y el proceso de reforma política, económica e institucional. El equipo se completa con Juan Rivadeneira (33 años) en la consultoría política e investigación de opinión pública. Es un economista quiteño, con un máster en Gerencia Política. Y Rafael Cuesta Vallarino, director Creativo de la campaña. El dato curioso La campaña de Guillermo Lasso ha contado con la colaboración de Felipe Larraín y Cristián Larroulet, ministros de Sebastián Piñera, expresidente de Chile. Además, dos consultoras: una territorial, de un grupo mexicano, y una estratégica, de un consorcio estadounidense, con el que trabajan desde el 2011.

Fuente: El Comercio

0 Comments

Leave a Comment

CAPTCHA *

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password