Informe sobre el Desarrollo Mundial 2018 prioriza una educación de calidad

Con el objetivo de realizar un balance de la calidad de la educación, el Banco Mundial presentó hoy el Informe sobre el Desarrollo Mundial 2018: Aprender a hacer realidad la promesa de la educación, que busca sentar las bases para una política educativa sostenida y equitativa.

Ximena Ponce, subsecretaria General de Ciencia, Tecnología e Innovación, dio la bienvenida a este evento en donde se expuso el estado de la educación en América Latina y el Caribe, los enfoques innovadores en la política pública de desarrollo infantil en el Ecuador y los avances y desafíos en la calidad educativa del país.

De acuerdo a la Subsecretaria, este tipo de análisis contribuyen a mejorar las políticas de nuestro país enfocadas en lograr la excelencia a nivel educativo. “Nos ratifica en la necesidad de generar esfuerzos de manera coordinada, de tal forma que logremos los mejores resultados, y en esa línea estamos trabajando”.

Ponce dijo que es necesario implementar un consenso social en el que se agrupen los esfuerzos desde el Estado, desde los GAD, “un esfuerzo que debe transcender y juntarnos por un objetico común”.

Fander Falconí, ministro de Educación, quien realizó una reflexión en torno al informe, señaló que el documento refleja la necesidad de generar políticas que permitan atacar el rezago educativo, además, capacitar y acompañar a los docentes.

Señaló que en Ecuador se han implementado sistemas de evaluación como el examen Ser Bachiller, que proporcionan indicadores sobre el nivel de educación de nuestro país y constituye una guía de adónde dirigir la política pública.

Otros de los programas que resaltó el Ministro es Todos ABC, que busca ser una alternativa para quienes no han culminado su bachillerato. Hasta el momento, 200.000 personas se benefician del programa.

Presentación

La presentación de la publicación, que entre sus ejes plantea la importancia de evaluar el aprendizaje para que su mejora sea un objetivo formal y medible; adaptar las prácticas escolares a las necesidades de los estudiantes; y movilizar a todos aquellos que tienen incidencia en el aprendizaje, estuvo a cargo del líder de la Práctica Global de Educación del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Rafael De Hoyos Navarro.

De Hoyos indicó que la educación es libertad e implica dar forma a la vida que queremos. “Escolarización no es sinónimo de aprendizaje. Necesitamos que nuestros niños y jóvenes adquieran habilidades en sus pasos por la formación, que logren comprender textos y operaciones matemáticas básicas”.

A su criterio, el informe advierte que existe una “crisis del aprendizaje” en la educación a nivel mundial, pero, al mismo tiempo constituye una herramienta que orienta la manera de ampliar el alcance y la calidad de la educación en todo el mundo.

Por medio de este informe, las entidades participantes ratifican que para el Gobierno ecuatoriano la educación es una prioridad y un factor determinante para poner fin a la pobreza extrema; generar oportunidades para todos; y promover la articulación del Gobierno, los medios de comunicación, los empresarios, los docentes, los padres y los estudiantes, para alcanzar esta meta.

El encuentro también contó con la intervención de la gerente de la Práctica Global de Educación para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, Reema Nayar, quien resaltó la mejora de la educación que ha tenido el Ecuador en los últimos años.

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password