Ecuador rechaza destitución de Dilma Rousseff y llama a consulta a su encargado de negocios en Brasil

Tan pronto transcendió la noticia de que la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, fue destituida por el Senado de su país, el Gobierno de Ecuador envió un comunicado público a través de Cancillería. En el documento se condena los hechos políticos ocurridos.

“El Gobierno del Ecuador rechaza la flagrante subversión del orden democrático en Brasil, que considera un golpe de Estado solapado”, se lee en el documento. “Políticos adversarios y otras fuerzas de oposición se confabularon contra la democracia para desestabilizar al Gobierno y remover de su cargo de forma ilegítima a la Presidenta Dilma Rousseff”.

Durante el último día de debate sobre el tema en Brasil, 61 senadores votaron a favor de la salida de la Mandataria y 20 más en contra. Así, los gobiernos autodenominados progresistas como Venezuela, Bolivia y el propio Ecuador pierden un aliado internacional clave.

El actual presidente Michel Terner, ha dicho que Brasil se despojará del manto ‘bolivariano’ y que se adoptarán medidas para enfrentar la crisis económica. Él, citado en la agencia EFE, incluso manifestó su “repudio” frente a las posiciones de otros países que cuestionaron la decisión del Senado.

Para Ecuador, el procedimiento de destitución no cumplió con el requisito fundamental de probar que la mandataria haya cometidos delitos de responsabilidad. “El Gobierno del Ecuador no puede soslayar el hecho de que un número importante de los decisores en el proceso de juicio político a la Presidenta están siendo investigados por graves actos de corrupción”.

Ante estos hechos excepcionales, el Gobierno del Ecuador (se lee en el comunicado) ha decidido llamar a consultas al encargado de negocios ante la República Federativa de Brasil. “Estos lamentables sucesos, inaceptables en pleno siglo XXI, suponen un serio riesgo para la estabilidad de nuestra región y constituyen un grave retroceso en la consolidación de la democracia, que tanto esfuerzo y sacrificio ha significado para nuestros pueblos”.

Fuente: El Comercio

La Verdad3119 Posts

El relator especial de Naciones Unidas sobre la tortura, Nils Melzer, denunció este miércoles que se siguen ejerciendo torturas sobre al menos un preso del centro de detención estadounidense en la base naval de la bahía de Guantánamo, ubicado en la isla de Cuba, informa Reuters. Melzer acusó a EE.UU. de violar “de manera manifiesta” la Convención contra Tortura, enviando así un “peligroso mensaje de complacencia e impunidad” a su propio país y al mundo. En su comunicado, el relator especial recordó que un informe de la Comisión de Inteligencia del Senado de EE.UU. reconoció en 2014 que la CIA había recurrido a prácticas asimilables a la tortura durante los interrogatorios a yihadistas que realizó en instalaciones secretas tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York. El experto independiente de la ONU basó su informe sobre el caso de un preso en Guantánamo acusado de conspirar en el atentado del 11-S, Ammar al-Baluchi. “Se reporta que sus torturas y maltrato continúan”, indica el documento de Melzer. El Departamento de Defensa de EE.UU. negó las acusaciones del experto. “Estas afirmaciones han sido investigado en varias ocasiones en el pasado y no se encontró ninguna evidencia fiable para sustanciarlas”, declaró un portavoz del Pentágono, el mayor Ben Sakrisson, citado por Reuters. En enero de 2009, el entonces presidente de EE.UU., Barack Obama, ordenó a terminar el uso de las llamadas “técnicas de interrogatorio mejoradas” y redujo el número de los presos de Guantánamo a 41, pero no cumplió su promesa a cerrar la prisión estadounidense en Cuba. El actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, declaró que su intención es seguir utilizando la prisión de Guantánamo en marco de la lucha contra el Estado Islámico.

0 Comments

Leave a Comment

CAPTCHA *

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password