¿España no tenía oportunidad ante Rusia por una ‘maldición’ que pesa sobre su selección?

Los futbolistas españoles cargan con una historia difícil ante los anfitriones de los torneos futbolísticos mundiales y continentales: nunca pudieron ganarles.

El domingo Rusia y España llegaron a jugar el partido de octavos de final con objetivos muy claros. Los locales ya habían cumplido las expectativas y si perdían ante uno de los candidatos no verían ensombrecida su buena actuación en el torneo. Por su parte, ‘la roja’ tenía la obligación de ganar y pasar de ronda para, al menos, cubrir los pronósticos que la daban como favorita.

Sin embargo el partido terminó empatado 1 a 1 y en la tanda de penales los rusos vencieron.

Una ‘maldición’ se confirmaba: los españoles nunca pudieron ganarle al local en un torneo de fútbol mundial o continental. Sin importar la jerarquía futbolística de su adversario, desde 1934 a esta parte el triunfo no fue posible.

En la Copa del Mundo

El primero de estos partidos se remonta al Mundial de Italia de 1934, el segundo de la historia. En los cuartos de final, en un encuentro recordado como ‘la batalla de Florencia’ por la violencia con la que se jugó, igualaron con los locales 1 a 1. Un día después se jugó el desempate donde España, con seis lesionados, terminó cayendo 1 a 0.

Dos mundiales más tarde, en Brasil 1950, el cruce con la selección brasileña se dio en la liguilla final (no había sistema de eliminación directa como ahora) y los anfitriones ganaron por un aplastante 6 a 1.

Hubo que esperar varios años, pero en 2002 nuevamente se cruzaron con uno de los dos organizadores de aquella Copa del Mundo: Corea del Sur. Con un polémico arbitraje –que anuló dos goles españoles– el marcador terminó en 0 para ambos equipos. En los penales, los coreanos ganaron por 5 a 3.

En la Eurocopa

Como si esto no fuera suficiente, la ‘maldición’ también abarca el torneo más importante de selecciones nacionales a nivel europeo. En cinco ocasiones el combinado español disputó partidos contra los locales y nunca pudo triunfar.

En 1980 fue 0 a 0 con Italia; en 1984 derrota 2 a 0 ni más ni menos que en la final ante Francia; 1988 nuevamente derrota 2 a 0, ahora ante Alemania; en 1996 empató 0 a 0 con Inglaterra en cuartos de final y luego perdió por penales; finalmente en 2004 cayó 1 a 0 ante Portugal en la fase de grupos.

0 Comments

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password