De competencia naviera salen ideas con potencial

La piscina estaba rodeada de más de ocho grupos de estudiantes con sus prototipos de veleros de 50 cm de eslora. En un costado, ocho ventiladores prendidos generaban una corriente de aire haciendo alusión a un ambiente de mar.

“En 3…2…1… ¡suéltenlos!”, fue el grito del subdecano de la Facultad de Ingeniería Marítima, Alejandro Chanabá, para marcar la salida de los veleros finalistas elaborados por estudiantes de cuarto año de Ingeniería Naval de la Espol en la materia de Hidrodinámica.

Allí, en medio de gritos e indicaciones de sus docentes y compañeros, los estudiantes iban monitoreando en aplicaciones móviles el movimiento de sus velas hechas con materiales que buscaban generar el menor consumo de energía.

Tras varios minutos, el velero Holandés Errante, propulsado por una batería de un auto de control remoto que daba el movimiento al timón y velas de balsa de madera cubierta de acetato llegó a la meta.

“Eso nos permite tener una vela rígida y no permite que la superficie sea lisa y aparte es un material duradero y no tan costoso, además usamos energías limpias”, citó Daniel Miranda, quien lideró el proyecto con otros cuatro compañeros.

Su celebración, ya que obtuvieron uno de los mejores puntajes, se daba en medio de la algarabía de sus pares.

Esa prueba más una exposición previa en las aulas fue parte del proyecto final de la materia. Su trabajo demandó casi dos meses.

En otra competición, los alumnos de primer semestre elaboraron submarinos que miden distintas características del agua y se podrían usar en camaroneras. La mayoría hechos con material reciclado como tubos de pvc medían parámetros en tiempo real, entre esos temperatura, caudal, etc.

“Es un reto para nosotros que somos novatos. Trabajamos empíricamente, con ayuda de compañeros de niveles superiores, profesores, o fuentes bibliográficas”, citó, Andy Miranda, de primer semestre de Ingeniería Naval.

El vicedecano Alejandro Chanabá, quien motivó a los estudiantes, añadió que se busca el trabajo en grupo, además de incentivar el Design Thinking (Diseñar Pensando) a fin de mostrar a los alumnos cómo sus conocimientos varían hasta el fin de carrera en que hacen prototipos, pero con mediciones especiales.

Se les da a conocer la historia de astilleros locales de antaño con un enfoque adaptado a la tecnología y mejoras en acabados, agregó. (I)

F. El Universo

0 Comments

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password